WhatsApp es una aplicación para smartphone que nos permite como usuarios compartir mensajes de texto, imágenes y vídeos con nuestros contactos, aunque también es considerada una red social.

Lo cierto es que WhatsApp nos ofrece algo que está disponible en otras aplicaciones como pueden ser Facebook Messenger, Line, Wechat o Telegram pero su éxito frente a estas ha sido rotundo. Su desarrollo ha sido imparable desde que fuera lanzada en el año 2010 es el canal social que más utilizamos por encima de Facebook, YouTube, Spotify o Twitter.

Al estar centrada en la mensajería WhatsApp no se ha entendido desde sus orígenes como una red social. Pero esta ya ha sido incluida en varias listas cómo un canal importante de generación de tráfico o una de las aplicaciones más usadas por los usuarios.

WhatsApp apareció como un servicio de mensajería, pero desde 2010 no ha dejado de avanzar en sus prestaciones y cada vez son más variados los servicios que nos da. Sus mejoras han hecho que la aplicación sea cada vez más similar al resto de redes sociales.

El intercambio de mensajes escritos y notas de voz son la base sobre la que se sustenta, pero las imágenes se han convertido en un elemento esencial en las redes y WhatsApp no ha querido quedarse atrás. La aplicación no solo nos permite compartir fotografías, sino que también, al igual que otras redes sociales como son Instagram o Snapchat, nos da la posibilidad de editarlas, añadirles textos o emoticonos y también utilizar filtros.

Por otra parte, los GIFs, imágenes en movimiento muy comunes y de gran éxito en Twitter o Facebook, no podíamos utilizarlos en el servicio de mensajería, pero WhatsApp no ha dudado en incluirlos en sus últimas actualizaciones y rentabilizar el éxito de este tipo de imágenes. Con este movimiento ha conseguido aumentar aún más su oferta de servicios y también ponerse al nivel en el que están el resto de redes sociales.

Por sus características originales como servicio de contacto entre personas que ya conocemos, las llamadas fueron muy pronto posibles en la aplicación. Algo que no gustó demasiado a las grandes compañías de telecomunicaciones. A los grandes operadores WhatsApp les quitó buena parte de su negocio de mensajería y por eso ven a este tipo de aplicaciones como parásitos.

Las llamadas no iban a ser lo único, ahora también podemos realizar videollamadas. Al igual que Skype, Facebook Messenger o Hangouts, WhatsApp nos da la posibilidad de hacer videoconferencias con el resto de nuestros contactos. Un paso que le ha permitido entrar a competir con otras redes con las que hasta ahora no podía hacerlo.

A todo ello se unen las mejoras que están por venir, actualizaciones de algoritmos, mejoras de seguridad, funcionalidades de privacidad, y un largo etc…. que está en el adn de cualquier empresa tecnologíca. Efectivamente es whatsapp una red social

¿Lo sigues dudando?, llega la parte de comunidad, que diferencia WhatsApp de un chat ya que nos da la posibilidad de hacer menciones de nuestros contactos del mismo modo que se puede hacer en Twitter y busca poder crear grupos públicos al estilo de Facebook y Telegram. Estos grupos los podremos buscar según nuestros propios intereses.

Poco a poco, pero con un desarrollo y avance imparable, WhatsApp es una de las redes sociales que más utilizamos en todo el mundo. Sus mejoras y actualizaciones, junto con una visión acertada de lo que demanda el mercado, le han permitido colocarse al mismo nivel de otras aplicaciones con las que poco o nada tenía que ver. De este modo WhatsApp es hoy por hoy una oportunidad tanto para los usuarios como para las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *